Nadie ama a un policia

Guillermo Orsi

Un ex policia rompe su propia promesa de no atender el telefono despues de medianoche. Un amigo en apuros lo convoca a trescientos kilometros de Buenos Aires. Volando por la autopista, mientras adormece el alma oyendo jazz del bueno, Pablo Martelli confia en llegar a tiempo. La Argentina, entretanto, monta una vez mas la opera bufa de su naufragio: un gobierno debil, una sociedad agonica y desquiciada, un presidente absurdo, y argentinos a los botes. Nadie llega a tiempo, huelga decirlo. Ni Martelli a la cita con su amigo, ni ciertos conspiradores que huyen hacia un futuro que ha quedado atras. Al final de la aventura, el presidente argentino y un asesino serial ´┐Żamantes padres de familia- tal vez hayan perdido su trabajo. Poco mas perdera Martelli. Aunque en algun momento crea haber alcanzado el paraiso.