Nadie Advirtio El Rencor de Las Precipitaciones

Rafael Romero, Illustrated by Celeste Mayorga, By (photographer) Misla Barco, Prologue by Martin Diaz Valdes

Nadie advirtio el rencor de las precipitaciones reune dos ciclos de poesia seleccionada que desarrollan (o dan fe), de manera simbolica, de dos etapas trascendentales en la vida del autor. Explotaras conmigo (2008), por un lado, retrata el inicio o la toma de conciencia de Romero con respecto a la propia escritura, es decir, el descubrimiento de esa necesidad de esbozar poemas y de volcar sus emociones mediante la palabra, unido a la revelacion, tambien, de la complejidad de las relaciones humanas y de sus matices: amor, deseo, obsesion, desamor, animadversion, fracaso, encono, etc. asi como de la necesidad de que tales periplos emocionales acaben de manera fulminante. Y por el otro, El convoy en el que habito se desplaza entre tinieblas (2011) -ideado en un nuevo ambiente: Madrid, Espana- en el que Romero intenta recrear las sensaciones producidas por el dia a dia de alguien que se siente ajeno a la ciudad y exponer, a veces de manera un tanto minimalista y con un punto de vista cercano al que tuviera un individuo siendo parte de un safari, como ese espacio (una gran urbe, en realidad) modifica su percepcion en relacion con sus semejantes y sus ideas acerca del ser humano, el tiempo, los traslados, la ruptura y/o desconexion de los nucleos vitales, la migracion, los escapes, la soledad, en fin, de la existencia.